LO QUE ES CAPAZ DE HACER UN CORAZON AGRADECIDO

Los médicos la habían desahuciado, solo le quedaban tres meses de vida al padecer de múltiples enfermedades, como tuberculosis, anemia, infección renal y grasa en el hígado.

(foto y nota del periodista Néstor Téllez)

Marcia Murillo predicando en un hospital Publico en Nicaragua

foto: Néstor Téllez
Hace 12 años a doña Marcia Murillo se le pronosticó clínicamente que le quedaban tres meses de vida por múltiples enfermedades, como tuberculosis, anemia, infección renal y grasa en el hígado, en ese momento sintió que el mundo se le venía encima, porque pensaba en sus dos hijos y tenía muchos planes que cumplir todavía en este mundo, refiere Marcia.
Descargá aquí nuestra App oficial y escuchá Toda la música cristiana español y Góspel 24/7/365

EL DIOS DE MILAGROS:

¨Ese día me puse de rodillas ante Dios y le suplique que si me sanaba iba ir todos los jueves a los hospitales públicos de Managua a predicar su palabra y compartir con los enfermos y sus familiares un plato de comida”, relata Marcia Murillo.

A los pocos días Dios hizo el milagro y ella se levantó de la cama, cuando recibió su alta medica, se fue a la iglesia evangélica Mi Redentor en Managua, a dar su testimonio y luego cumplió su palabra de visitar todos los jueves en uno de los hospitales públicos de la capital, para predicar el Evangelio y también compartir un plato de comida, con los enfermos y sus familiares, porque aduce que en esos lugares existe un mar de necesidades económicas.





El gasto de los preparativos de los ciento cincuenta platos de comida con su respectivo refresco que lleva a los hospitales hermana Marcia  los asume gracias a las ganancias que le genera la venta de granos básicos (arroz,frijoles,maiz) en un puesto de venta  que tiene en el mercado Roberto Huembés de la capital Nicaragüense


“Dios sigue haciendo milagros y prodigios en la vida de las personas y yo puedo testificar su poder en mi vida”, relata esta mujer de 63 años que asegura que las enfermedades se desencadenaron en su cuerpo al sufrir de un profundo stress por la muerte de su papá a quien acompaño como buena hija  en su lecho de enfermo. 

 Cuando no logra ajustar el presupuesto, para la elaboración de los platos de comida asegura que a los únicos que molesta son a sus dos hijos, donde menciona con orgullo que uno es contador y el otro ingeniero en sistema, los miembros de su iglesia la apoyan en la labor evangelizadora y en la distribución de los alimentos.

“Yo espero seguir realizando esta labor hasta que Dios me siga dando las fuerza físicas necesarias”, resalta doña Marcia.

El que ofrece sacrificio de acción de gracias me honra; y al que ordena su camino, le mostraré la salvación de Dios (salmos 50:23)


RADIO EL-ROI: WhatsApp: +50576421932, si desea ofrendar en este Ministerio EL-ROI nos será de mucha ayuda, en PayPal estamos como @RADIOROI.


Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente